Saltar al contenido

Instalaciones Fronterizas de Control de Mercancías (IFCM)

C/ Union Castle Line, s/n

35008 Las Palmas G.C.

+34 928 327 024  /  021

calidad@palmasport.es

 

Cuando los servicios de inspección llevan a cabo actuaciones sobre las mercancías, deben hacerlo en unas instalaciones determinadas que deben estar homologadas como tales y que reciben la denominación genérica de IFCM (Instalaciones Fronterizas de Control de Mercancías).

 

Las instalaciones de inspección reciben una denominación u otra en función del tipo de productos que en ellas de inspecciona:

 

  • PIF (Puesto de Inspección Fronterizo): para la inspección de productos de origen animal, para el consumo humano y no consumo humano. También se inspeccionan productos de origen no animal para consumo animal y para la inspección de animales vivos. La homologación de estas instalaciones la conceden los Ministerios de los Organismos inspectores de Sanidad Exterior y Sanidad Animal, previa aprobación de la Oficina Alimentaria y Veterinaria de la Comisión Europea.

 

  • RAH (Recinto Aduanero Habilitado): para la inspección de productos de origen no animal destinados al consumo humano. Su homologación la concede el Ministerio del  Organismo inspector (Sanidad Exterior).

 

  • PDI (Punto Designado de Importación): para la inspección de productos sometidos a especiales medidas de protección, básicamente frutos secos. La homologación de estas instalaciones la concede el Ministerio del Organismo inspector (Sanidad Exterior).

 

En el Puerto de Las Palmas disponemos de la homologación de las instalaciones especificadas anteriormente ya que su utilización contribuye de forma decisiva a la mejora y agi­lización del proceso de inspección física de la mercancía.  De entre estas mejoras, destaca:

 

  • Coordinación por parte de los Organismos de Inspección

 

Cuando una partida se presente a inspección ante más de un Organis­mo, éstos inspeccionarán la misma mercancía de forma conjun­ta. Esto significará:

    

  • Ahorro de tiempo en el proceso de despacho aduanero.

 

  • Posicionamiento único en zona de inspección con el consiguiente ahorro en el  coste de manipulación y transporte horizontal.

 

  • Seguridad y salubridad de las mercancías.

 

  • Aumento de la seguridad de la mercancía, pues disminuye el riesgo que comporta la inspección al producirse la apertura del contenedor.

 

  • Manipulación de la carga en instalaciones acondicionadas para ello. En el caso de mercancías refrigeradas o congeladas, se mantiene la cadena de frío.